POST MÁS RECIENTES

Sentirse torero por un día

Cualquier aficionado que se precie, ha fantaseado en alguna ocasión con encajar los riñones al son del vuelo de una muleta, mientras templa la embestida de un morlaco dentro de un atronador "olé". Con las zapatillas quietas en la arena, y ligando un natural tras otro. Acabando con uno de pecho que no terminaría nunca. Coger las dos peludas con fuerza y salir a hombros por la puerta más importante de tu querida plaza mientras caras conocidas te levantan el pulgar desde el tendido en señal de aprobación.

La admiración que los aficionados procesamos por los toreros, al menos por un ramillete de ellos, se dibuja en esos sueños imposibles de poder ser por un día uno de ellos. Lo bonito de sentirse torero. Tiene que ser precioso.

Siempre he sido censor con aquel profesional que justifica su incapacidad lidiadora o que rebate la crítica de un aficionado riguroso con el pobre argumento de "baja tú, a ver qué tal lo haces". Cada uno en su sitio. Yo pago, tú toreas, yo valoro, tú cobras. 

FOTO: Comunidad de Paulita
Sin embargo, existe una sensación, a caballo entre los dos estadios antes descritos, que practican impulsados por una desbordante afición los que se hacen llamar: aficionados prácticos. Aquellos aficionados que, de una manera más o menos seria, se enfrentan de cuando en cuando al trago de colocarse delante de un animal bravo, de poca edad, con el objetivo de sentir, aunque sea de lejos, la sensación de torear a un fiera imprevisible. 

Dentro de este grupo de valientes, existe un reducido clan de geniales chiflados que hacen del toreo y su práctica habitual, un hobby ceremonial de entrenamiento semanal. De los que se gastan el sueldo de un mes en comprarse sus trastos propios para poder torear de salón, y cuando la ocasión lo permite, demostrar y calibrar lo practicado semanas atrás. El día que la becerra "se deja", la sobremesa es de sonrisa inmutable y no hacen caso a las conversaciones paralelas de sus acompañantes de mantel por estar con un ejercicio evocador. Son felices. La bendita locura de sentirse torero por un día.

Pues para quien no lo sepa, en Zaragoza, tenemos un manojo de esos geniales chiflados que se hacen llamar: aficionados prácticos. Toreros por un día, me gusta más. Pronto está al caer un día marcado por ellos en el calendario. Será el 13 de Junio, a las siete de la tarde de un miércoles en la plaza de toros de Alagón (Zaragoza) y dentro de los festejos programados para su I Aniversario, cuando vestidos de ilusión campera, hechos un pincel y con el corazón palpitando demasiado rápido, hagan el paseillo para comenzar el festejo taurino, una GRAN BECERRADA EN SIMULACRO, para ellos, como si fuera la misma Beneficiencia de Madrid. No estará la Casa Real pero sí sus amigos con un sentimiento enfrentado entre el apoyo y la admiración. Porque para ellos será como sentirse torero por un día.

Mi admiración a los cuatro actuantes, pero en especial a los maestros Loren García y López Ferrando. Suerte toreros.

3 comentarios:

rafa blanca dijo...

Mi admiración también para ellos. Que grandes son!

Ferrando dijo...

Mil gracias David. Has plasmado en poco texto lo que sentimos como aficionados prácticos.
Mucha gente no le dará la importancia que nosotros sentimos por ese día.
Da igual sea una becerra, un eral o utrero, nuestro logro será vivir ese día en torero. Disfrutarlo.
Dejar claro nuestro mayor respeto y admiración a los profesionales del toro.
Muchas gracias de verdad.
Uno de los aficionados chiflados.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

VAYA! HASTA QUE LEÍ UN COMENTARIO FAVORABLE. EN MEXICO, LOS TOREROS
PROFESIONALES NOS JUZGAN CHIFLADOS; ES EXPLICABLE, SE JUEGAN LA VIDA Y NOSOTROS INVADIMOS
SUS "ESPACIOS". ENHORABUENA POR EL ARTISTA ENRIQUE MARTIN POR TENER PREFERENCIA POR ESTE EXCELENTE BLOG : ELTORODELAJOTA.COM
UN ABRAZO HECTOR FRANCISCO.
31 DE MAYO DE 2012

El administrador de este blog se reserva el derecho de no publicar aquellos comentarios que por su contenido no sean respetuosos para con los miembros del Blog y respecto a terceras personas a las que se haga mención. Se evitarán descalificaciones e insultos. Se prohibe utilizar los comentarios como medio publicitario o de promoción de productos y servicios, o para anuncios y divulgaciones con fines lucrativos. No se admiten contenidos contrarios a la ley. En todo caso, el Administrador del Blog, se reserva el derecho de la moderación cuando se incumpla cualquiera de las presentes normas o cuando, a su juicio, la entrada o comentario vulnere de alguna forma la libertad de expresión, el derecho ajeno y/o la ley.

Por otro lado, el blog no se hace responsable de las opini0nes vertidas en los comentarios del mismo, ni de las manifestadas en los blogs incluidos en el blogroll.

EL TORO DE LA JOTA EN TU EMAIL

TECLEA TU EMAIL: